miércoles, 18 de abril de 2012

MALA INFORMACIÓN ECONÓMICA / Samaniego, José

La información económica para que sea el elemento fundamental en la toma de decisiones de los agentes que participan en el proceso productivo, tiene que cumplir al menos tres características: ser de buena calidad, creíble y elaborada en un marco de transparencia. Hay información económica que es esencial para la toma de decisiones de inversión y consumo de los agentes. Acaba de publicarse el Informe Latinoamericano de Transparencia Presupuestaria con resultados poco halagadores para el Ecuador. El índice general, que mide el grado de transparencia con el que se formula, aprueba, ejecuta y fiscaliza el presupuesto general del estado, así como el nivel de participación ciudadana y el acceso que tienen los habitantes a esta información, coloca al país en el sexto lugar entre nueve países considerados. La gestión económica es en buena medida un resultado del sentido común y de la buena calidad de la información económica que se utiliza para tomar decisiones. Pero la buena información no solo sirve a las autoridades económicas, sino también a la población, que es la que en última instancia determina el rumbo de la economía y, en democracia, elige a sus autoridades. Hoy, 20 feb. 2008, p. A. 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada