viernes, 27 de abril de 2012

LOS DIEZ MANDAMIENTOS PARA SER POBRES / Carrera, Jaime

Uno. Mantener tasas de crecimiento inferiores al 6 por ciento anual, acumulando desempleo, subempleo y bajos ingresos. Dos. No ahorrar y espantar las inversiones, y anular las posibilidades de hacer negocios, crear empleos y más riqueza. Tres. Mantener una inflación alta que vuelve más pobres a los pobres; y, ante controles de tasas de interés, licúa los ahorros y dificulta el crecimiento. Cuatro. Aumentar el gasto público al ritmo de la mayor renta petrolera, lo cual hace que los precios suban, y, cuando aquella se reduzca, el gasto no pueda sostenerse; sufren los pobres.Cinco. No exportar más productos que tengan como valor agregado el trabajo, la innovación, la creatividad y la tecnología. El comercio interno no ofrece oportunidades de progreso. Seis. Sostener la economía en el petróleo, subsidios y asistencialismo, limitando el horizonte de progreso, sin esfuerzos sociales. Siete. Perseverar en ocupar los últimos lugares en el mundo en competitividad, desarrollo tecnológico y clima de negocios, y minimizar la importancia de aprovechar el potencial de la economía global. Ocho. Debilitar el sistema financiero en beneficio de la acción estatal, en detrimento del ahorro, crédito y confianza. Nueve.Perseguir un sistema económico social y solidario al margen de un buen funcionamiento de los mercados. Diez. Concebir la estabilidad como producir más y crear empleo "dentro de los límites biofísicos de la naturaleza", en desprecio de los equilibrios macroeconómicos básicos. El camino al progreso exige mandamientos en sentido contrario. Dinero,Diario de Negocios, 30 jun. 2008, p. 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada