viernes, 27 de abril de 2012

ESTADÍSTICAS CONFIABLES / El Universo

El Presidente insiste ahora en que implementará una nueva metodología para cuantificar las variables macroeconómicas. Es parte de su discurso político, en el que siempre dedica unos minutos para explicar su enojo por el sistema actual. No hay,sin embargo, una propuesta de cálculo alternativa. Dependemos para eso del arribo de técnicos extranjeros que aún no llegan al país. Toda herramienta técnica puede ser mejorada, pero esos debates hay que hacerlos en el terreno académico, evitando el componente de la coyuntura política. Si el Presidente se expresa en términos despectivos y amenazantes -como ha hecho- contra los que defienden el método actual de calcular el producto interno bruto de la construcción, por ejemplo, entonces difícilmente el debate será objetivo. Los presidentes no pierden popularidad cuando alguna institución concluye que hay más desempleo o que los alimentos cuestan más. Lo que disgusta a los ciudadanos es palpar ese diagnóstico pesimista en carne propia. El Universo, 9 jun. 2008, p. 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada