domingo, 29 de abril de 2012

DOS VISIONES SOBRE EL FUTURO ECONÓMICO

Ante un foro de 250 empresarios,los asambleístas: Alberto Acosta y Pablo Lucio Paredes debatieron ayer sobre las repercusiones del proyecto de nueva constitución en la economía.Los mayores aplausos, sin embargo, se llevó el tercer invitado, Fabián Corral, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad San Francisco,quien empezó señalando que en el país aún se sigue creyendo que los problemas se solucionan con nuevas constituciones o nuevas leyes. "Por eso vamos en la número 20". Corral dijo que su principal preocupación del proyecto constitucional es la imposición de una cosmovisión oficial a todos los ecuatorianos. Lo anterior se evidencia en el concepto del "buen vivir", que está regado en todo el proyecto de constitución, sin que se haya debatido en la sociedad. Su aplicación se traducirá en que los ciudadanos "no necesitan vivir mejor, sino vivir igual". De ahí que "se sataniza la competencia, la acumulación de recursos, el progreso, la propiedad, el libre mercado, la empresa privada y la inversión". Para Corral, la propuesta de Constitución conduce a Estado más fuerte, lo cual significará más corrupción. "El Ecuador es un país esencialmente corrupto,desde arriba hacia abajo". "Y en el proyecto se abren varias puertas para que los burócratas puedan chantajear a la gente". El Comercio, 31 jul.2008, p. 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada