miércoles, 18 de abril de 2012

DE CRÉDITOS Y SALAMIS / Cueva, Simón

Se avecina una posible recesión norteamericana y un menor crecimiento mundial. Problemas del mercado hipotecario americano -con algunos créditos de mala calidad- acabaron propagándose a todo el sistema financiero mundial, que tiene activos 1 500 veces más grandes que los créditos malos. ¿Cómo pudieron problemas relativamente pequeños en el mundo afectar a la economía del planeta? Para entenderlo, hay que saber que, con nuevos instrumentos financieros, los créditos son como salamis: se pueden en múltiples rodajas. Como los fondos están mal regulados y no son transparentes, nadie sabe bien qué bancos se afectan. Cada banco duda del vecino y nadie quiere prestar al otro. Sin quién les preste, los bancos menos líquidos deben vender sus hipotecas, mermando el precio de los bienes raíces y profundizando la crisis. A fin de cuentas, fondos muy arriesgados, mal controlados y atraídos por potenciales ganancias de créditos salamis contagiaron a muchos en el sistema. Dinero, Diario de Negocios, 19 feb. 2008, p. 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada