viernes, 20 de abril de 2012

CRISIS EN NUEVA FASE / Samaniego, José

La crisis financiera internacional va revelando nuevas facetas. Como cualquier fenómeno de la economía, estos períodos pasan por tres etapas en su evolución: una que puede denominarse naciente y que se caracteriza por el aparecimiento de indicadores de alerta temprana respecto a la acumulación de desequilibrios en el sector o a nivel agregado; una segunda de maduración, en la que se empiezan a tomar correctivos y estos afectan a la economía real, y una tercera etapa en la que aparecen signos de reactivación en respuesta a las medidas de ajuste,se perciben mejoras en los indicadores macroeconómicos y hay un cambio en la tendencia del crecimiento de la producción. Para muchos, hemos superado la primera fase y estamos entrando a la segunda de esta crisis. El promedio histórico de las recesiones en los EE.UU. es de 11 meses y si ese tiempo se repite, se debería pensar que en el último trimestre de este año estaríamos entrando en la tercera etapa de esta crisis, cuya recuperación se consolidará en 2009. La mayoría de publicaciones especializadas concuerda que en el próximo año mejorará el crecimiento, y se dinamizarán la demanda y el empleo en las principales economías del mundo. Conforme se profundice la desaceleración de las economías industrializadas, mayores serán los efectos en aquellas más pequeñas y dependientes como la ecuatoriana. Menor demanda por nuestras exportaciones, mayor inflación y menor financiamiento de la balanza de pagos son algunos efectos probables. Hoy, 16 Abr. 2008, p. A. 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada