miércoles, 18 de abril de 2012

ESTADO AUTISTA Y POBREZA / Carrera, Jaime

Cuando la gestión del Estado se desentiende de la evolución del mundo, mira hacia adentro, siembra en el pobre ilusas redenciones a través del asistencialismo e intervención estatal y se aprovecha de su desencanto, se socializa y perenniza la pobreza e incuba frustraciones. Más si en nombre de la redistribución se desalienta la creación de riqueza y generación de empleos y se limita las expectativas sociales a sobrevivir. El progreso de países decantados en el medioevo exige una visión global del desarrollo, que eleve a valor social las excelencias competitivas para reducir las brechas de ingreso y riqueza con el resto del mundo, que abandone el provincianismo y asuma los retos de la tecnología, el conocimiento y los mercados. Dinero, Diario de Negocios, 7 Abr. 2008, p. 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada