viernes, 27 de abril de 2012

NUBARRONES ECONOMICOS / Pozo, Mauricio

Hace pocos días apareció una noticia respecto de la economía del Brasil indicando que el impacto del alza de precios en el mercado internacional iba a ser compensado con una política fiscal de control riguroso del gasto público que reduzca la presión inflacionaria proveniente del exterior. Igual mecanismo ha sido aplicado en el Perú y Colombia. Exactamente lo contrario se hace en el Ecuador. Más gasolina apagando el incendio. El Gobierno ecuatoriano quiere arreglar un supuesto problema de costos sin abordar el manejo de la demanda. Se les cayó el otro lado de la ecuación. Serán medidas parches y temporales. Ya empieza el mandato de la Ley de Equidad Tributaria a ejercer los efectos negativos sobre los precios y la actividad económica tal como se lo anticipó en su momento. Oscuro panorama. Cifras recientes de pobreza y desigualdad y con datos al cierre de 2007 muestran que estas,lejos de mejorar, empeoran. Los indicadores de pobreza entre diciembre de 2006 y diciembre de 2007 empeoran alrededor de un punto porcentual y los indicadores de equidad no se mueven. Resultado esperado, pues una economía estancada no puede por ningún concepto propender a mejorar los niveles de bienestar colectivo. Y, todo esto, en el mejor momento de recursos disponibles de las últimas tres o cuatro décadas, demostrando con la más absoluta claridad que una mala política económica puede hacerse sin plata y con plata, pero una buena gestión económica, a pesar de presentarse en coyunturas desfavorables, da siempre mejores resultados. Falta solo añadir el ingrediente político de una Asamblea que va a actuar como una aplanadora de decisiones irreflexivas y desordenadas. Con ello el entorno para la economía será lamentablemente oscuro e inseguro. Inaudito esto en un país rico en casi todo. Hoy, 30 jun. 2008, p. A. 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada