sábado, 14 de abril de 2012

RAFAEL CORREA DESCALIFICO AL SUPERINTENDENTE DE BANCOS:

Lo que parecía ser una junta productiva y con anuncios importantes, la reunión de la Junta Bancaria (JB) terminó abruptamente, tras un disgusto del Presidente de la República con el Superintendente de Bancos y Seguros. Los asesores de la Superintendencia comentaron que la hora de la cita se estableció por pedido del Primer Mandatario y según recuerda el ex superintendente Alejandro Maldonado, "es la primera ocasión que un Presidente de la República acude a una reunión de la JB en la Superintendencia". Antes de que se instale la JB, Rafael Correa señaló que el objetivo de la cita era buscar definiciones en la reducción de las tasas de interés y las comisiones que cobran las entidades financieras. "No se trata de perseguir a nadie sino de bajar las tasas". Mientras que el superintendente de Bancos, Alfredo Vergara, añadió que tras la reunión, "va a haber buenas noticias sobre el microcrédito". Entre los temas a tratar estaban la elección del quinto miembro de la JB, la revisión de los avances en la difusión comparativa de las tasas de interés que cobran las entidades financieras, entre otros. Empero, todo quedó allí. Tras una hora y 50 minutos, Correa bajó del piso 16 y mostrando un semblante molesto descalificó al Superintendente. Ante la pregunta de cómo le fue, el Presidente dijo: "terrible, tenemos un incompetente de Superintendente. A la salida del Presidente le siguió su delegado ante la JB, Luis Maldonado. Él comentó que "había una agenda extensa y los temas más importantes tenían que ver con la organización de la institución". Casi desapercibido también abandonaba la cita Dávalos. El Ministro Coordinador no quiso opinar sobre los motivos que causaron la finalización de la reunión. Solo mencionó que "cualquier cosa debe responder el Superintendente como Presidente de la JB". Tras el incidente, Vergara no emitió ningún pronunciamiento y lo único que indicaron sus asesores fue que la reunión de la JB se reinstalaba la sesión, sin la presencia del Jefe de Estado, a partir de las 16:30. Asimismo, señalaron que el motivo de la discrepancia entre las autoridades fue la intención del Ejecutivo de proponer a María de Lourdes Andrade como la quinta integrante de la JB. Esta designación generó polémica. El Ejecutivo respaldó la elección de Andrade, pero en la reunión de la mañana la JB no tomó una resolución. Allí se argumentó que la candidata estuvo inmersa en acciones judiciales contra el Banco Central, cuyo Gerente General es miembro de la JB. La reunión de la Junta se reinstaló pasadas las 16:30 y no duró más allá de 20 minutos. En esa cita ya se designó a Andrade como la quinta integrante de la JB. Según Maldonado, ella prestó juramento donde ratifica que no tiene impedimento legal alguno para ejercer el nuevo cargo. "Lo que pase después ya es cuestión de ella y de su actuación", indicó. El nombramiento, dijo Maldonado, se dio por consenso de todos los miembros del organismo. (El Comercio, 26 abr. 2007, p. 10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada