sábado, 14 de abril de 2012

LUCES Y SOMBRAS / Samaniego, José

En un año tan complejo política ysocialmente, como va a ser 2008, tratar de especular sobre elcomportamiento de la economía parece una tarea harto difícil. Pero lasempresas y las personas requieren de lineamientos básicos mínimos paraprogramar sus presupuestos anuales. Algunos institutos de investigacióneconómica de carácter privado, organismos internacionales y hasta elpropio Gobierno (en los supuestos macroeconómicos que sirven de base parala elaboración de la Pro forma Presupuestaria) se han atrevido ya aplantear algunos escenarios. Pese al buen momento del entornointernacional, a escala interna se prevé un crecimiento económico lento,en torno a 2,5 por ciento - 3 por ciento , que sería nuevamente uno de losmás bajos de América Latina e inferior al promedio de crecimiento de losseis años posteriores a la dolarización. ¿Por qué este crecimiento? Básicamente porque se estima que la inversión, sobre todo la extranjera,caerá fuertemente por la incertidumbre política generada por la Asamblea,por el ambiente hostil creado por el Gobierno en sectores claves de laeconomía y por las expectativas de cambio en el marco legal y tributarioproducto de la Constituyente. Va a ser muy difícil que la inversiónpública pueda compensar la caída de la inversión privada en un año en elque además habrá nuevos procesos electorales y eso causará un pobrecrecimiento. De la mano de este indicador debería esperarse un deteriorode los indicadores de empleo. La inflación repuntará, pero no a un nivelque comprometa la estabilidad económica. Es muy probable que laestabilidad aún no se vea comprometida, pero sí que la filosofía delGobierno empiece a reflejarse en las cuentas fiscales. Quantum yMultiplica predicen una sensible reducción del superávit del SPNF y undéficit en las cuentas del Gobierno central, dependiendo del escenario quese trate, porque el Gobierno no quiere enfrentar el problema de lossubsidios y el crecimiento del gasto corriente, que aún pueden sersoslayados por el alto precio del petróleo. (Hoy, 5 dic. 2007, p. A. 4)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada