sábado, 14 de abril de 2012

¿ES UN MODELO CEPALINO? / El Comercio

No es fácil admitir que el Gobiernotrate de retornar a un modelo de sustitución de importaciones bajando losaranceles de bienes de capital e insumos y subiendo la de los productosque incluso no se producen en el Ecuador, como es el caso del teléfonoscelulares. Más probable es que sea un modelo simplemente fiscalista querequiere de ingresos cuantiosos para sostener el hegemónico poderpolítico que impera en el país. De esa manera sí habría coherencia en elaumento de las rentas petroleras, la subida de aranceles, una próximareforma tributaria y hasta en las amenazas que desde Murcia envió elPresidente a las concesiones aeroportuarias. El punto de inflexión de estesistema llegará cuando el Gobierno no pueda capitalizar políticamente elbeneficio industrial de un grupo reducido, los altos precios para elconsumidor local y un imparable contrabando. En ese entonces elasistencialismo gubernamental habrá llegado al tope y la sociedaddemandará otras alternativas políticas y económicas más viables. (ElComercio, 22 oct. 2007, p. 4)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada