viernes, 11 de septiembre de 2015

Reajustes económicos y políticos

Benjamín Rosales; A inicios de enero el Ministro de Finanzas anunció un recorte al presupuesto gubernamental del 2015 de cerca de USD 1 400 millones. Considerando que la baja del precio del petróleo en los últimos meses es drástica y que el presupuesto inicial ya tenía un déficit de más de 8 000 millones, este reajuste de apenas 4%, es mínimo. Los nuevos créditos chinos, anunciados luego del viaje presidencial, superan USD 7 500 millones y servirían para cubrir parte del déficit. Es penoso que el Gobierno no haya hecho previsiones de fondos para utilizarlos cuando los precios bajaran. Los ingresos extraordinarios no alcanzaron a cubrir las inversiones realizadas y el aumento del gasto corriente puesto que la deuda pública creció en estos años de bonanza. Ahora es necesario ser austeros y pragmáticos. Hay que prever que es posible que el ingreso petrolero se mantenga bajo varios años, como ya sucedió en el pasado. De ahí la necesidad de hacer mayores reajustes en gastos e inversiones, más aún si en los años venideros se deberá pagar créditos utilizados ahora para tapar el bache financiero. EN: El Comercio, Año 110 N° 40702 15 ene. 2015, p. 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada