martes, 15 de septiembre de 2015

Recesión económica a la vista por el crudo y China

Hace seis o siete años, la economía mundial entró en crisis tras el estallido de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos que se agravó con la crisis financiera internacional. Muchos países entraron en recesión, es decir, registraron cifras negativas de crecimiento durante al menos dos trimestres seguidos. Hoy, es el bajo precio del petróleo y sus consecuencias en los estados productores el que amenaza, junto con el debilitamiento de China como motor económico mundial, con generar una nueva recesión económica a gran escala. Canadá y Brasil, dos potencias emergentes, ya se han declarado en recesión técnica. Rusia, Noruega y Finlandia también. Australia está muy cerca y China y el petróleo siguen una línea evolutiva poco esperanzadora. Estados Unidos ha pasado a segundo plano como determinante del clima económico mundial. Su comportamiento afectaba antes al panorama internacional, pero ahora todos miran hacia el país asiático. El desempeño de China ha sido equivalente a un tercio del crecimiento global en la última década, mientras que Estados Unidos se quedó en un 17 %. Europa y Japón contribuyeron a la economía del mundo con un 10 %, según el análisis de The Wall Street Journal. En términos generales aún no se puede hablar de recesión internacional, pero las cifras se van acercando. Expreso, Año 43 N° 15399 4 sep. 2015, p. 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada