domingo, 13 de septiembre de 2015

Un año difícil para las finanzas del migrante

La contracción de ingresos económicos se siente en todos los niveles. A los bajos precios del petróleo, la disminuida inversión privada, la caída de las exportaciones y la contracción del gasto público se suma la reducción en el envío de remesas. En el primer trimestre de 2015, último dato disponible del Banco Central, se muestra una disminución del 11,2 % con respecto al mismo periodo de 2014. En dólares, la cifra pasó de 597.6 millones de dólares a 530 millones. La caída es mayor si se compara con el último trimestre del año pasado. Entre octubre y diciembre, los familiares de migrantes recibieron 606.8 millones de dólares. Un análisis del Banco Central explica los resultados. La reducción del flujo de remesas responde, entre otros temas, a la depreciación del euro con respecto al dólar y a la situación socio-económica de los países que acogen a los migrantes ecuatorianos. EN: Expreso, Año 42 No 15326 24 jun. de 2015, p. 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada