domingo, 20 de septiembre de 2015

El sector productivo prevé decrecimiento

Al tiempo que el presidente Rafael Correa reconocía que la economía del Ecuador podría registrar un crecimiento bajo, nulo o incluso decrecer durante el 2015, la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES) anunciaba el martes pasado (15 de septiembre) revisiones a los proyectos de leyes de Herencias y Plusvalía, aunque aún no serán presentados. Para el sector empresarial, esta situación se lee como una nueva señal de incertidumbre que repercutirá en los niveles de inversión que ya están contraídos, dijo Francisco Alarcón, presidente de la Cámara de Industrias de Guayaquil. Bruno Leone, presidente de la Cámara de Pesquería, sostiene que aunque el Gobierno tiene proyectos de inversión enfocados en el cambio de la matriz productiva, estos no serían atractivos en un clima que se pinta hostil hacia los empresarios. Según Leone, no sirve de mucho cambiar el piso para el proyecto de Ley de Herencia o la base imponible del valor de los inmuebles en la Ley de Plusvalía. "Es un tema de concepto, la gente no quiere estas leyes", asevera, y añade que las exportaciones del sector pesquero para este año caerían entre un 15 y 20%. En el sector floricultor también se prevé una contracción en similares porcentajes para este año. Juan Carlos Díaz-Granados, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, calcula que la economía nacional decrecerá un -0,5% este año. Richard Martínez, presidente de la Cámara de Industrias y Producción, indica que las empresas ya sienten el impacto en sus ventas. De acuerdo con una encuesta, realizada por la Cámara a empresas que totalizan USD 10 000 millones en ventas, el 56% coincidió en señalar que sus ventas se reducirán respecto a 2014; mientras que para un 55%, las expectativas de mercado serán regulares. Javier Díaz, presidente de la Asociación de Industriales Textiles, cree que las salvaguardias a productos textiles importados que buscaban apoyar la industria nacional no serán suficientes para levantar las ventas debido a la reducción del consumo en la economía. Enrique Pita, presidente de la Federación de Cámaras de la Construcción, percibe una restricción del crédito para el constructor. Dice que el sector está ya deprimido en casi 4% y calcula que unas 20 000 personas que laboraban en este segmento perdieron su empleo. El Comercio, Año 110 N° 40945 17 sep. 2015, p. 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada