domingo, 20 de septiembre de 2015

El decrecimiento ya era una realidad para las empresa

Que la economía de Ecuador está pasando por un momento difícil, se sabía desde el año pasado. Que el país puede registrar un decrecimiento en 2015, lo admitió por primera vez el martes el presidente Rafael Correa ante los corresponsales extranjeros. Sin embargo, no es algo que sorprenda a los empresarios. "No nos toma por sorpresa" es una de las frases más repetidas por los representantes consultados por EXPRESO. Roberto Aspiazu, director ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano, afirma que se veía venir desde hace cinco meses, y que la caída de las ventas y el consumo es el fiel reflejo de la contracción económica del país.. Este panorama, según Joselo Andrade, investigador del Instituto Ecuatoriano de Economía Política, se prolongará un tiempo, ya que la economía de nuestro país depende de factores externos no controlables, como el precio del petróleo y la cotización del dólar. Henry Yandún, presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción, dijo a EXPRESO que es tiempo de incentivos y las dos leyes ahuyentan los deseos de inversión. En eso coincide Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito. Para él, los proyectos (retirados temporalmente) son confiscatorios. El Producto Interno Bruto (PIB) decrecerá más de lo esperado si el Gobierno continúa insistiendo en este tipo de regulaciones, agregó. Expreso, Año 43 N° 15412 17 sep. 2015, p. 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada