viernes, 11 de septiembre de 2015

El doble filo del precio de las materias primas

Parece que el petróleo fuese para la economía como el riego sanguíneo del cuerpo humano. Por donde se corta, sale sangre. En este caso, detrás del crecimiento mundial de 2015, de los precios de las materias primas y del abaratamiento de los productos de consumo parece que siempre asoma la sombra de una cotización tan baja que a Ecuador le ha llevado a re incluso la pro forma presupuestaria en 1.400 millones de dólares. Junto a la caída del petróleo, Ecuador y el resto de la región, comienzan a mirar con atención la evolución de los precios de las materias primas. El abaratamiento de las "commodities" en el mercado global tiene dos caras: la que merma las posibilidades de crecimiento de Latinoamérica, gran productor y exportador de materias primas, y la que beneficia a la industria y las familias con bajos costos de energía y deflación en los productos de consumo. El Banco Mundial (BM) mandó esta semana sus cifras para reflejar esta situación. La economía global llegará a un 3 % de crecimiento en 2015, mejor que el "decepcionante" 2,6 % de 2014, pero peor que las previsiones (3,4 %, en junio). Para Latinoamérica y el Caribe, el prestamista internacional augura una recuperación del 0,8 % de 2014 al 1,7 %. Estas cifras, amparadas por el comportamiento de las economías europeas y asiáticas que siguen sin convencer, se tradujeron en un nuevo descenso de los precios de las materias primas, incluido el petróleo (ya está a 48,48 dólares). La fuerte baja en los precios de las materias primas son buenas noticias para las familias y la industria, dado que los costos de la energía y los productos básicos caen, pero al mismo tiempo ejercen una presión deflacionaria en muchas economías. "Estimamos que cada descenso de 10 % en los precios del petróleo reduciría el IPC (Índice de Precios al Consumo) en 24 puntos", dijo el BM. EN: Expreso, Año 42 N° 15165 15 ene. 2015, p. 7 19. INFORMACION; DOCUMENTACION

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada