viernes, 11 de septiembre de 2015

Venezuela y el precio del crudo

Emilio, Cárdenas; Cuando -en tiempos de Hugo Chávez- muchos creían que el precio internacional del petróleo solo podía subir, Venezuela puso en marcha un inédito programa de subsidios para algunos pequeños países de la región, en virtud del cual -a cambio de entregas de crudo subsidiado- se hizo de un conjunto de votos "cautivos" que utilizó en los organismos regionales. Pero ocurre que, de repente, contra lo que Chávez intuyera, los precios internacionales del crudo comenzaron a caer, con efectos dramáticos sobre el esquema de poder antes descrito, al que Venezuela dedicó -desde el 2005- la friolera de USD 44 000 millones. Los subsidios incluyen a Cuba, su principal beneficiario. Para Cuba, esos subsidios han obrado a la manera de "salvavidas", con el que pudo mantenerla a flote pese a su ineficaz colectivismo. Nada menos que el 59% del petróleo que hoy consume Cuba es de origen venezolano y llega subsidiado. Hablamos de unos 100 000 barriles de crudo diarios. El crudo venezolano también llega a Nicaragua. A su vez, para la República Dominicana, el crudo subsidiado venezolano conforma el 23% de lo que allí se consume. Para El Salvador, el 13%. Para Jamaica, el 32%. Y para Haití, nada menos que el 93%. Lo cierto es que -en seis meses- el precio del crudo se ha reducido en un 50%, aproximadamente. Y que la economía de Venezuela está destrozada y que -por la carencia de divisas- todo es allí escaso. Si la economía venezolana se deteriora aún más, la frágil situación doméstica del país se puede complicar. Enormemente. Y rápido. De allí los reclamos de cambio de rumbo, a los que Maduro prefiere ignorar. EN: El Comercio, Año 110 N° 40716 30 ene. 2015, p. 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada