miércoles, 13 de junio de 2012

UN PRIMER TRIMESTRE MUY AJUSTADO

La economía local sintió los embates de la crisis internacional durante los tres primeros meses del año .La crisis ha pasado factura al sector petrolero en primera instancia. Las exportaciones de crudo cayeron en USD 1 500 millones entre enero y febrero de este año frente a los mismos meses de 2008, por la caída de su precio y la reducción de la producción de las petroleras privadas. Eso afectó a la Caja Fiscal, que redujo la inversión en algunos sectores. La contracción económica rebotó también en el sector privado: exportaciones a la baja, ajustes en empleo y costos en las industrias y disminución de depósitos en el sector financiero. Por si eso no fuera poco, el monto de remesas desde el exterior ha sufrido un duro traspié y hasta la naturaleza se ha ensañado con el agro, provocando pérdidas. Pese al balance negativo del primer trimestre, las voces de optimismo desde el Gobierno todavía se escuchan. Según el ministro de Política Económica, Diego Borja, los resultados económicos no son tan graves. "No estamos con un crecimiento bajo cero, el desempleo no llega a los dos dígitos y hay sostenibilidad externa e interna". Aunque reconoció que en algunos sectores como el de la construcción, los ingresos públicos y privados están afectados. Borja cree que el escenario económico del país mejorará para el resto del año. Su argumento se sostiene en que el precio internacional del barril de crudo se recupera de a poco, los mercados internacionales mostrarán signos de mejoría y las remesas se recuperarán debido a la reactivación del empleo en el exterior. El Comercio, 6 abr. 2009, p. 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada