miércoles, 13 de junio de 2012

LA CRISIS / Rosales, Francisco

Las autoridades sostienen que al Ecuador le ha impactado la crisis por tres vías principales: caída del precio del petróleo, reducción de las remesas de los migrantes y dolarización que implica rigidez, pero que el manejo ha sido tan inteligente y bien diseñado que apenas se sienten sus estragos. En verdad que todavía en el Ecuador no se han producido los efectos devastadores del empleo y de la enorme contracción del consumo, como acusan los Estados Unidos, los países de la Unión Europea, algunos asiáticos, Rusia y otros países de Europa del Este. Es conocido que en el Ecuador los efectos de los fenómenos mundiales se sienten con bastante retardo, pero hay que hacer votos porque no se sienta la crisis con la magnitud que azota en otras latitudes. Por último, si bien la dolarización supone una rigidez en el manejo de la economía, ha traído consecuencias positivas relacionadas principalmente con la estabilidad y a una suerte de barrera de protección frente a los cambios e inestabilidad política. Recuérdese cómo en años anteriores a 2000 cualquier medida en el campo político o cualquier anuncio respecto a reformas legales económicas se reflejaba en marcados incrementos de la cotización del dólar en el mercado local, con todas sus consecuencias. En definitiva, la economía ecuatoriana, tanto como la mundial, necesita adecuarse a un nuevo nivel más acorde con sus reales posibilidades. Hoy, 6 abr. 2009, p. 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada