jueves, 28 de junio de 2012

EL GOBIERNO PIDE CARCEL PARA QUIEN NO AFILIE A SUS EMPLEADOS

Las personas que no afilien a sus empleados o trabajadores al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) serán sancionados con penas de prisión que van desde los seis meses hasta los cinco años. Así propone el presidente de la República, Rafael Correa, en un proyecto de reformas al Código de Procedimiento Penal, que fue remitido a la Asamblea Nacional en la mañana de ayer. La iniciativa indica que "el empleador que intencionalmente no afiliare al trabajador o servidor al Seguro Social Obligatorio del IESS, será sancionado con pena que va desde seis meses a cinco años de prisión". Para establecer esta sanción, el proyecto propone que el informe elaborado por el Inspector del Trabajo se remita a la Fiscalía para que inicie la acción penal pública en contra del empleador. El Comercio, 21 ago. 2009, p. 12

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada