jueves, 28 de junio de 2012

CRISIS FINANCIERA / Sachs, Jeffrey

Ahora hace casi un año desde que la economía mundial se tambaleó al borde de la catástrofe. Hoy la tormenta ha amainado. Meses de adopción de medidas de emergencia por los principales bancos centrales impidieron la quiebra de los mercados financieros. Cuando los bancos dejaron de facilitar liquidez a corto plazo a otros bancos y a empresas industriales, los bancos centrales colmaron esa laguna. A consecuencia de ello, las mayores economías se libraron de un colapso del crédito y de la producción. La sensación de pánico se disipó. Los bancos están prestándose de nuevo. Aunque se evitó lo peor, persiste mucho sufrimiento. La crisis culminó en un desplome de los precios de los activos al final de 2008. Ahora el gran problema es que el desempleo sigue aumentando en los Estados Unidos y Europa, porque el crecimiento es demasiado lento para crear suficientes puestos de trabajo nuevos. Expreso, 27 ago. 2009, p. 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada