viernes, 15 de junio de 2012

SENDERO PELIGROSO, DESENLACE PUEDE SER COSTOSO / Carrera, Jaime

Entre 2000-2008, de forma paralela al boom petrolero y de remesas, crecieron los depósitos y cartera del sistema financiero. En estos años la banca hizo notables esfuerzos para mejorar su solvencia y liquidez. Mientras, se consumieron los recursos petroleros, se magnificaron los desequilibrios comerciales y externos, y aisló al país de los mercados de crédito y flujo de capitales. En 2009 los factores positivos cambian de dirección. En Ecuador se ha escogido el peligroso sendero de debilitar el sistema financiero. Mientras en América Latina en promedio la rentabilidad sobre el patrimonio de los sistemas financieros es 20 por ciento, la morosidad 2,5 por ciento y la relación activos líquidos sobre pasivos de corto plazo 40 por ciento, en Ecuador estos indicadores son 13 por ciento, 4,5 por ciento y 34 por ciento respectivamente. No dimensionar en su real magnitud los impactos de lo que se hizo mal y de la crisis mundial, puede tener consecuencias dolorosas. Los depósitos aumentan con confianza e intereses atractivos, su devolución exige liquidez y rigor en la concesión de créditos, personas y empresas para pagar requieren un buen clima de negocios. Hay que cuidar el sistema financiero. Dinero, Diario de Negocios, 8 jun. 2009, p. 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada