viernes, 15 de junio de 2012

DESMISTIFICAR AL ESTADO / Neira, Xavier

El dirigismo estatal lleva al socialismo a gobernar contradictoriamente. Los últimos ejemplos nos ilustran. En Ecuador, el papá-Estado quiere obligar a que un hermano o un padre de gente irresponsable asuma los pagos para sufragar gastos de los hijos del irresponsable. Ahora, el Fondo de Reserva ya no sirve para la edad improductiva pues se incorporó al salario y, solo si el afiliado se niega a recibirlo, sus fondos de reserva se mantendrán. En tarjetas de crédito, el Banco Central penaliza el consumo de hasta $1 500 pues las tasas de interés superan el 26 por ciento. Nefasta decisión que perjudica a consumidores de bajos ingresos y beneficia a quienes el gobierno dice combatir. La explicación del Central es de Ripley: que los pobres no necesitan "doras", y que hay que evitar la venta de bienes suntuarios para ahorrar divisas amordazando así al consumidor y desapareciendo la competencia al obligar al ciudadano a direccionar compras en la forma que el gobierno quiere. Ni hablar de las restricciones a la libertad de expresión, gravemente amenazada. Hoy, 8 jun. 2009, p. 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada