miércoles, 13 de junio de 2012

EL NUEVO RETO DEL G-20 ES SUPERAR LA CRISIS

Los dirigentes mundiales acordaron un marco normativo para frenar los excesos que han alimentado la peor crisis financiera en sesenta años y prometieron más de USD 1 billón de ayuda urgente, con el propósito de atenuar los estragos de la recesión internacional. Los gobernantes del grupo de los 20 países más ricos del mundo, que se reunieron en Londres la semana pasada, hicieron un llamamiento a que se impongan límites más estrictos a los fondos de cobertura de riesgo, la remuneración de los ejecutivos, las firmas de calificaciones de crédito y la toma de riesgos. También triplicaron los recursos del Fondo Monetario Internacional y ofrecieron liquidez para revivir el comercio y facilitar que los países sobrelleven las dificultades causadas por el gran aumento del desempleo. Pero evitaron la controvertible cuestión de aprobar o no más estímulos fiscales para sus economías. Líderes, 6 abr. 2009, p. 12

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada