sábado, 16 de junio de 2012

EL SOCIALISMO DEL NUNCA JAMAS

El capitalismo mundial puede estar en crisis, pero gracias al "socialismo del siglo XXI" la economía de Venezuela está más que blindada y los pobres no tienen nada que temer. Este ha sido el mensaje de Hugo Chávez, presidente de Venezuela, y el de sus ministros en meses recientes. Si alguien tiene que sufrir por el precio bajo del petróleo, principal soporte del país, insisten que solo será "la oligarquía". El precio del crudo se ha doblado desde su depresión en diciembre (aunque todavía está a la mitad de lo que estaba hace un año), así que se puede esperar que las palabras bravuconas de Chávez se reflejen en los flexibles estándares de vida. La inflación está cerca del 30 por ciento, los salarios reales están cayendo y los beneficios sociales han sufrido grandes cortes en su presupuesto. De acuerdo con el Banco Central, la economía creció en un 0,3 por ciento en el primer trimestre comparado con los mismos meses en 2008. Aunque algunos economistas dudan de esas cifras. La inversión pública está bajo presión. La confianza del consumidor cayó en un 17 por ciento entre diciembre y mayo, de acuerdo a Datanálisis, una empresa investigadora de mercado. En vista de las circunstancias, la reciente recuperación del precio del crudo a cerca de US$ 70 el barril debería permitir a Chávez manejarse sin tener que hacer cambios radicales en su política. Sin embargo, el presupuesto requiere de US$ 90. Expreso, 22 jun. 2009, p. 11

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada