sábado, 16 de junio de 2012

MEDIR LA EFICACIA / La Hora

La subida del precio del petróleo ha dado un respiro a la economía y al régimen correísta dio un segundo aire para continuar con sus planes. Se anuncian cifras muy altas y reuniones de planificación del desarrollo del país para los próximos cuatro años en unos casos, y para plazos más amplios en otros. En esta previsión de lo que hay y se debe hacer, la llamada "inversión social" sigue siendo uno de los puntos focales. Se busca una distribución más equitativa de la riqueza y un impulso sostenido y sostenible de la educación y la salud, así como subsidios y transferencias directas o créditos para sectores de alto riesgo. Sin embargo, luego de los comicios de abril la propaganda oficial ha dejado de insistir, como entonces, en los bonos de vivienda, los créditos 5 x 5 x 5, los subsidios a la urea y a la harina o los kids agrícolas, entre otros. ¿Ha dejado de apostar por el pródigo mesianismo económico y político? No se sabe, pero ahora se habla mucho de megaproyectos en sectores como la energía. ¿Es que acaso esos publicitados programas se incrementaron por entonces para garantizar el triunfo aliancista? Muchos críticos de Correa afirman que sólo se trató de una forma de ganar adeptos políticos a cambio dádivas. Haría bien al país que el Gobierno, tal como hace en otros aspectos, informara prolijamente sobre esos planes asistenciales, su costo y sus resultados concretos. Sería una manera de medir su real eficacia, algo que es imprescindible luego de dos años y medio de un gobierno que ha contado con un poder inmenso. La Hora, 22 jun. 2009, p. A. 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada