miércoles, 13 de junio de 2012

"TOXICOS" SALEN DE LA BANCA

El Tesoro de los EE.UU. lanzó ayer su medida más agresiva para sanear la banca y restaurar el flujo en el mercado de crédito, al anunciar que comprará, junto a inversores privados, activos "tóxicos" (prestamos hipotecarios de mala calidad) hasta por US$1 billón. Esta medida, largamente esperada por los inversores, fue recibida con entusiasmo por las bolsas y especialmente por Wall Street que, a la media mañana de ayer, subía casi un 4 por ciento impulsada por las acciones de los bancos. Desde hace semanas, los expertos reprochaban al Gobierno de Barack Obama haberse distraído con otros planes y no haber actuado con contundencia en el epicentro de la crisis económica, como es la mala salud del sistema bancario. Los bancos en los EE.UU. tienen sus cuentas intoxicadas con activos de mala calidad, fundamentalmente vinculados a las hipotecas subprime, lo que les impide acudir a los mercados de crédito y, por tanto, contar con los recursos suficientes para prestar dinero a las empresas y a las familias. El plan consiste en sacar de los balances de los bancos todos estos activos del mercado inmobiliario que no tienen liquidez, y que están intoxicando sus cuentas. La compra se hará con dinero público, pero también de los inversores privados. Hoy, 24 mar. 2009, p. 9

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada