martes, 5 de junio de 2012

POLÉMICA POR ELIMINACIÓN DE APORTE A PENSIONES

La suspensión de la contribución del Estado a las pensiones jubilares de los afiliados de los Institutos de Seguridad Social (IESS), de las Fuerzas Armadas (ISSFA) y de la Policía (ISSPOL), si los beneficiarios ingresan nuevamente al mercado laboral, causó polémica en el tratamiento del proyecto de Ley Reformatoria a la Ley del Seguro Social. Según el proyecto, enviado por el Ejecutivo con carácter de urgente, el Estado retirará esta contribución del 40 por ciento en el caso de los afiliados del IESS y del 60 por ciento en el de militares y policías, si retornan a trabajar, luego de jubilados. Ramiro González, presidente del Directorio del IESS, explicó que el motivo de esa disposición es que los jubilados que se reintegren al mercado de trabajo dejan de serlo y vuelven a ser activos. De esa manera quienes reciban pensiones desde US$ 220, ya no se les daría el subsidio. La iniciativa fue calificada como "una locura" por Juan José Castelló, del Fondo del Magisterio, quien explicó que la medida sería un castigo para los jubilados, que reciben pensiones muy bajas y que para completar sus gastos siguen trabajando, pese a haber cumplido muchos años de labores. Sin embargo, González comentó que existen casos de ex burócratas del Banco Central o de otras entidades como Fuerzas Armadas y Policías, que tienen altas pensiones jubilares y que se introducen en otros trabajos ganando miles de dólares y que lo que se busca es regular esas situaciones. La legisladora Betty Amores (PAIS) explicó que el proyecto busca eliminar privilegios de los montos de pensiones. El Universo, 17 feb. 2009, p. 3

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada