martes, 5 de junio de 2012

1250 MILLONES, AUTOENGAÑO POPULISTA / Carrera, Jaime

El país se endeuda cuando no puede cubrir los gastos estatales con la renta petrolera ni con los impuestos que entregan los ciudadanos al Estado. Para tal fin, entre diciembre de 2008 y febrero de 2009, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) prestó al Gobierno $1 250 millones, 2,3 por ciento del PIB, con lo que tal entidad mantiene en Bonos del Estado $2 500 millones, 40 por ciento del ingreso tributario. El derrumbe de los precios del petróleo desnudó la precariedad fiscal. Sin los $1 250 millones, las cuentas públicas habrían colapsado. Los ahorros del IESS aún encubren el autoengaño populista, dilatan la agonía y alimentan la ceguera revolucionaria. Los dólares de los afiliados al IESS no dejan ver el costo de la políticas destructivas que han aislado al país de los mercados y generado desconfianza. Obtener tales recursos en el exterior habría requerido el pago de una tasa de interés superior al 30 por ciento . Si el Seguro Social no fuese cautivo del populismo, como cualquier individuo o empresa, para prestar al Estado le habría exigido un programa fiscal serio que genere un superávit de $500 millones anuales para garantizar el retorno del crédito. Los afiliados lo lamentarán cuando, luego de la hipnosis, venga un amargo despertar. Dinero, Diario de Negocios, 16 feb. 2009, p. 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada