sábado, 2 de junio de 2012

LA CRISIS FINANCIERA / Falconí, Juan

Los comentarios serán actuales por algún tiempo, pues los manejos de la "bancocracia" han sido similares en todas partes. Nuestros "banksters" criollos solo difieren en la audacia que esgrimen porque después de admitir que deben al Estado, con cinismo ilimitado ahora sostienen que nada deben sino que, una vez "conciliadas" las cifras y ante la ineficiente gestión de la Agencia de Garantía de Depósitos (gestión antes descaradamente colusoria) "generosamente" ofrecen comprar la cartera mala no pagada. Pero, ocurre que los deudores que no han pagado son ellos mismos, más de 200 empresas vinculadas entre las que están seis de los 10 mayores deudores; independiente de rubros adicionales por los que también deben responder que suman más de $2 000 millones. Es más, los anteriores gerentes de la AGD y los liquidadores del banco, hasta inicios del año pasado fueron casi todos puestos por ellos mismos. Bien que ejerzan sus recursos legales pero malo que antes los hayan "retorcido" con ex gerentes de la AGD tipo Dádivas, y jueces banales que recibían instrucciones directas del "procurador", que solo ha procurado ilegalidades como el "vuelto"; balances falsos; mutilación de juicos,fallos írritos e inmorales, etcétera. La crisis económica mundial nos afecta aun antes de que hubiéramos podido superar los efectos de nuestra propia crisis, entendido que, si en algo hemos destacado en la última década es en la corrupción y el fraude bancarios, los más grandes hasta ahora impunes gracias a obsecuentes y seguros servidores en la ex Corte Suprema. Hoy, 31 oct. 2008, p. A. 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada