lunes, 11 de junio de 2012

KEYNES, FRIEDMAN Y FREUD / Salas, Roberto

No es el proteccionismo lo que está profundizando la crisis, sino la demora en resolver los problemas en el centro del huracán. La efectividad del nuevo Gobierno norteamericano, pese a las mejores intenciones, no convence. Más dinero o gasto no es suficiente. Hoy se reconoce que la producción del mundo será negativa este año. ¿Por qué las cosas están empeorando en vez de mejorar? Una crisis global requiere soluciones globales. No se refiere solo a geografía, sino a decisiones integrales. Las medidas keynesianas que los demócratas estadounidenses implementaron son importantes para atenuar los efectos de la crisis, lo mismo que las medidas oportunas de los Bancos Centrales de reducir las tasas de interés para facilitar el ambiente al mejor estilo monetarista de la escuela liderada por Milton Friedman. Ambos esquemas son necesarios, reconociendo nuevas evidencias: 1) los mercados no siempre se autocorrigen, 2) los gobiernos no pueden renunciar a regular y mantener la estabilidad, 3) las expectativas son más importantes, las señales deben ser bien interpretadas en la psicología de los agentes, así las familias volverán a comprar, los ingenieros a construir, los bancos a prestar y las empresas a producir y dar empleo. El Comercio, 19 mar. 2009, p. 11

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada