viernes, 1 de junio de 2012

VAN Y VIENEN / Pachano, Abelardo

Así son las crisis. Asoman por todas partes. Se inician en los sistemas financieros y luego se expanden a otras actividades. El empleo tiembla. Los patrimonios sucumben. Los gobiernos dudan. El mundo es otro. Aflora el miedo. Se pierde la confianza. Nadie es inmune a su presencia. Son un tipo de virus que produce contagio con suma rapidez. Ahora ya no es solo de los EE.UU. sino que Europa empieza a ver su presencia con signos preocupantes. Hay temores en otros lados y pocos conocen cómo inmunizarse. Y como las causas son parecidas, los tratamientos son similares. Los países latinos han sufrido los embates derivados de políticas económicas desafiantes de la razón y, ahora los centros del poder económico tienen frente a sí las cuentas que les toca pagar -y a lo mejor con participación forzada nuestra- por también haber desafiado a la prudencia y al sentido común. Y, como las crisis se desarrollan por intermedio de los sistemas financieros, la ley de oro que se debe cuidar es "la liquidez". En Chile, los intereses se han duplicado porque los bancos necesitan mantenerla. En Rusia, el mercado de capitales demuestra debilidad. Ya hay bancos con problemas. E ahí ejemplos de contagio inesperado. Cuidado con nosotros. El Comercio, 3 oct. 2008, p.10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada