sábado, 16 de junio de 2012

OTRA CITA DEL G8 PARA ANALIZAR LA CRISIS

El G8 de países ricos que se reúne entre el miércoles y viernes de esta semana en Italia enfrenta una ola de críticas por su pasividad ante la crisis. La cita levantó el debate entre quienes consideran que el G8 debe disolverse para que el G20, que incluye a las potencias emergentes, asuma el papel de orientador de la economía mundial. El G8 se limitó desde el inicio de la crisis a hacer declaraciones de principios, en tanto que el G20 se mostró, en su cumbre de inicios de abril, en Londres, capaz de iniciativas concretas. El G8 está formado por Rusia y los siete países más industrializados (G7: Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia y Japón). El G20 suma a grandes emergentes como China, India, Pakistán, Brasil, México, Argentina, Sudáfrica o Arabia Saudita. "Las reuniones del G7 y del G8 de estos años no alcanzaron ningún resultado sustancial", afirmó Richard Portes, investigador de la London Business School. El Comercio, 6 jul. 2009, p. 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada