jueves, 21 de junio de 2012

LA TRAMPA DEL ESTILO / Krugman, Paul

Tan pronto como el gobierno de Obama en espera anunció su plan de estímulos -esto fue antes del día de la toma de posesión-, a algunos de nosotros nos preocupó que el plan resultara insuficiente. Y también nos preocupó que pudiera ser difícil, en tanto tema político, regresar para otra ronda. Desafortunadamente, esas inquietudes han resultado justificadas. El informe negativo sobre el desempleo para junio dejó claro que el estímulo fue, en efecto, demasiado reducido. Sin embargo, también dañó la credibilidad de la dirección económica del gobierno. Ahora existe un riesgo real de que el presidente Barack Obama se encuentre atrapado en una trampa político-económica. Lo que Obama necesita hacer es ser franco y honesto con el pueblo estadounidense. Necesita admitir que puede no haber hecho suficiente en el primer intento. Necesita recordarle al país que está tratando de gobernarlo por una severa tormenta económica y que es posible que sean necesarios algunos ajustes al curso, incluida, con bastante seguridad, otra ronda de estímulos. Lo que necesita, en resumen, es hacer por la política económica lo que ya ha hecho por las de relaciones raciales y del exterior: hablarles a los estadounidenses como a adultos. El Universo, 20 jul. 2009, p. 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada