viernes, 15 de junio de 2012

LA GRAVE SITUACIÓN ECONÓMICA / Avilés, Esther

La realidad de la iliquidez que sufre el régimen se debe, entre otras causas, al excesivo gasto del Estado en las diversas campañas políticas como las que apoyando al partido de Gobierno se gastaron cantidades de dinero para que el candidato Presidente pudiera competir con gran comodidad frente a los candidatos opositores. Es verdad que el incremento desmedido del gabinete formado por ministros, subsecretarios y cantidad de funcionarios pertenecientes a PAIS ha sido una de las causas de lo que ahora, a mediados del 2009, afecte totalmente la economía de la Caja Fiscal. Lo fundamental para el país es en realidad la construcción de la nueva y necesaria refinería petrolera, que nos favorecería económicamente pues no tendríamos que importar los productos elaborados con el crudo que se extrae de la Amazonía. Por otro lado, destacamos los inmensos gastos en que ha incurrido el Gobierno para cumplir con los sueldos de su abultadísima burocracia y también para continuar con las atosigantes campañas publicitarias y apoyando la presencia del señor Presidente en todos los pueblos del país para insistir en su publicidad personal y la divulgación de sus actividades, siguiendo sus especialistas en comunicación la táctica tan ingrata de los odiados nazistas de ingrata recordación. Mas es necesario que la mayoría de las acciones a favor de los ecuatorianos, como las construcciones más o menos útiles que se están realizando deben ser analizadas porque en muchas carteras de Estado entregaron a compañías o sujetos quienes recibieron hasta el 80 por ciento del valor de sus contratos para efectuar, entre otras cosas, las obras públicas en todo el país, sin la correspondiente licitación que debe ser una obligación en un régimen democrático. Esto es otra de las causas por las que se ha dilapidado el dinero del pueblo en cifras realmente extraordinarias. Lamentamos la actual situación económica del país y la carencia de ayuda internacional, pero debemos conformarnos al recordar que "La Patria ya es de todos". Expreso, 8 jun. 2009, p. 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada