lunes, 11 de junio de 2012

ESTIMULO FISCAL EN LOS ESTADOS UNIDOS / Jácome, Luis

El Gobierno estadounidense tiene ya en sus manos el llamado "paquete de estímulo" económico. Son $787 mil millones entre aumento de gasto estatal (algo más de 70 por ciento del paquete) y reducción de impuestos (cerca de 30 por ciento), que se suma a la ayuda entregada por la anterior administración y los créditos otorgados por el banco central. Estamos, hablando de un esfuerzo estatal sin precedentes bajo cualquier estándar. Frente a tan elevada cifra, cabe preguntarse si esta política dará el resultado que se espera. Siguiendo una línea keynesiana, el presidente Barack Obama busca evitar que la recesión económica se profundice, multiplicando el ya elevado desempleo. El equipo económico que le asesora se apoya en la evidencia histórica que enseña que, en recesiones anteriores, cuando el Gobierno no intervino para combatirla, esta se prolongó, con todas sus consecuencias negativas. Más allá de lo fiscal, podría ocurrir que el éxito que se persigue sea menor al esperado en la medida que no se normalice el flujo de crédito en la economía norteamericana. Hoy, 27 feb. 2009, p. 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada