lunes, 11 de junio de 2012

El relator de la ONU para la Alimentación, Olivier de Schutter, sostuvo ayer que los gobiernos deben "blindar" a sus poblaciones, especialmente a los más pobres, contra los efectos de la crisis económica mundial y ante una nueva e inevitable subida del precio de los alimentos. Pronosticó que una nueva crisis alimentaria, como la registrada entre 2007 y 2008 con la subida del precio de materias agrícolas básicas (arroz, trigo, maíz, entre otros), se producirá definitivamente de aquí al próximo año. "Esto es fácil de predecir. La volatilidad del precio de los alimentos va en aumento y esto continuará así en los próximos años", señaló. Expreso, 10 mar. 2009, p. 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada