martes, 5 de junio de 2012

EL PESO ECONÓMICO DEL SUR / Cueva, Simón

Cuando el mundo vive la crisis económica más dura desde la Gran Depresión de los años 30, vale la pena mirar lo que se aprendió en ese entonces. Primero, el Estado puede ayudar a romper el círculo vicioso de la crisis. Con recesión, desempleo y bancos muy cautos para prestar, los hogares consumen cada vez menos y ahondan aún más la crisis. Segundo, un mayor proteccionismo "donde los países devalúan y ponen trabas al comercio para favorecer a sus productores, puede ser contraproducente. Durante la Gran Depresión, la cadena de devaluaciones competitivas y restricciones comerciales acabó disparando la inflación sin solucionar la crisis. Finalmente, esta crisis podría implicar un sano cambio en el peso económico del Norte y del Sur. Los países en desarrollo crecen más rápido que los desarrollados, cuya mayoría está en recesión. Ojalá esta crisis ayude por ese lado. Dinero, Diario de Negocios, 12 feb. 2009, p. 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada