viernes, 15 de junio de 2012

EL GOBIERNO Y LA ECONOMÍA / El Comercio

El Primer Mandatario ha sido muy específico en sus primeras declaraciones luego del triunfo electoral del domingo: ha dicho que la prioridad de su mandato será mejorar notablemente la condición de vida de los ecuatorianos más pobres y que, en ese objetivo, su filosofía de acción será la del socialismo del siglo XXI. En esa línea, el Presidente habló de la economía popular, un concepto que incluye, según él, la redistribución de tierras agrícolas y medios de producción que se encuentran en manos estatales, optimizar la recaudación de impuestos e impulsar la educación y la salud para que lleguen a todos los ecuatorianos. Como suele suceder históricamente en muchos otros ámbitos de la realidad, Ecuador empezará a sufrir el impacto del caos financiero mundial de manera tardía, posiblemente a mediados de este año, pero aún no se conoce la manera en la que el Gobierno afrontará integralmente los efectos de ese problema y cómo sorteará el doble desafío de que el país salga ileso de la crisis mientras eleva la calidad de vida de los más pobres. El Comercio, 29 abr. 2009, p. 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada