lunes, 11 de junio de 2012

¿EL BANCO DEL AFILIADO? / Hoy

La Comisión de lo Tributario del congresillo tramita en estos momentos un proyecto de creación del Banco del Afiliado que administrará los recursos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), y que fue enviado por el Ejecutivo. Según el artículo 7 de ese proyecto, esa entidad bancaria estará bajo el control total del Gobierno de turno, porque su Directorio lo integrarán el presidente del Consejo Directivo, que es el delegado del presidente; por otro vocal escogido por el mandatario de una terna hecha por el Consejo Directivo, y el otro lo escogerá el Consejo Directivo de una terna hecha por el Ejecutivo. El Gobierno será, entonces, el que manejará las aportaciones de los afiliados y otros rubros, que en 2008 llegaron a los US$ 1.000 millones. Tal como está redactado el proyecto, la creación de la nueva institución implica que el IESS debe vender empresas como el Hotel Quito, Cementos Guapán y otras, porque no son competencia y actividad principal de la Seguridad Social. Lo que olvida mencionar el proyecto que el negocio bancario tampoco es una competencia del IESS. El IESS ha sido y sigue siendo la caja chica de Carondelet, aunque el que más ha necesitado sus fondos ha sido este Gobierno, que en menos de dos meses le sacó cerca de US$1 300 millones con la emisión de deuda interna. Por eso el congresillo, antes de meter en una nueva aventura al IESS debería pensar en concluir su inacabado proceso de modernización para que el afiliado sienta que contará con una buena seguridad social a la hora de su retiro. Hoy, 3 mar. 2009, p. 5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada