sábado, 16 de junio de 2012

DÉFICIT DE USD 6,7 MILLONES EN ISSPOL

El último remezón que experimentó la Policía lo ocasionó un rumor que salió del Alto Mando. En mayo se dijo que el Gobierno iba a eliminar la cesantía de los gendarmes retirados para cubrir un déficit financiero. En menos de dos meses, la existencia de una brecha presupuestaria pasó del rumor a los hechos. El Instituto de Seguridad Social de la Policía (ISSPOL) ahora exige a los pensionistas que devuelvan un porcentaje de su ingreso mensual para cubrir el déficit. 2169 policías es la cifra de gendarmes que tiene que devolver el dinero extra de sus pensiones. El 16 de junio, el Isspol pidió a los afiliados que se acerquen a la institución para fijar el monto de devolución, el porcentaje y el plazo que tendrían para cancelar los valores que se pagaron en exceso. Si no acuden en 30 días, dice la circular, "el Isspol, de oficio, procederá a realizar los descuentos en el equivalente al 20 por ciento de sus pensiones". El Comandante General de Policía justifica la medida. Dice que el cobro es un pedido de la Superintendencia de Bancos y Seguros. El organismo de control hizo una auditoría en diciembre de 2007 a la homologación de pensiones y determinó que no hubo un estudio técnico para establecer los montos que debían entregarse a los policías que se retiraban. Además, dijo que cuando se hizo el cambio del sistema monetario de sucres a dólares no hubo un estudio actuarial. El perjuicio para el ISSPOL, según la Superintendencia de Bancos, es de cerca de USD 6,7 millones. El Comercio, 13 jul. 2009, p. 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada