miércoles, 13 de junio de 2012

¿CRECIMIENTO Y DESEMPLEO? / Pozo, Mauricio

¿Cómo se puede entender que en el año 2008 la economía, según el Banco Central, registre un crecimiento del 6.5 por ciento y al mismo tiempo el desempleo suba cerca de 3 puntos porcentuales? Si el aumento de la actividad económica superó en 3 veces el crecimiento de la población, ¿cómo explicar que en el último año engrosen el número de desempleados en cerca de 140 000 personas? No existen razonamientos contundentes que expliquen con claridad esta incompatibilidad entre desempleo y crecimiento económico. El 2008 el país gozó casi en las tres cuartas partes del año de una abundancia de recursos por varias razones: importante monto de remesas de emigrantes ecuatorianos, exportaciones petroleras y no petroleras que crecían a ritmos significativos y la apertura de líneas de crédito del exterior. El precio del petróleo llegó a superar los 100 dólares el barril, situación que antes del descenso de finales de año, conjuntamente con los otros factores, permitió que la liquidez en la economía ecuatoriana crezca a un ritmo significativo. Si una economía crece únicamente por la abundancia de liquidez sin que las señales de la política económica sean adecuadas, ese crecimiento será espurio, frágil, no abrirá opciones para mejorar la ocupación y tampoco podrá mantenerse en el tiempo. Si por el contrario, el crecimiento de una economía se sustenta mayoritariamente en inversión, puede ser que con una menor tasa de crecimiento los efectos favorables sobre el empleo sean mucho más representativos. Hoy, 20 abr. 2009, p. 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada