martes, 5 de junio de 2012

AHORROS DE LOS AFILIADOS PARA SALVAR MAL MANEJO FISCAL / Hoy

No es una novedad el que los sucesivos gobiernos metan la manos en los ahorros de los afiliados: desde los años cincuenta, el IESS se convirtió en obligado prestamista para aliviar las dificultades fiscales. No ha sido el actual Gobierno una excepción, pese a que es el que con mayores recursos ha contado por los altos precios del crudo. Más aun, cuando, meses atrás tomó la resolución de pagar más de $800 millones por la deuda del Estado al IESS, se esperaba que no hiciera lo mismo que anteriores gobiernos con los recursos de la institución. Pero ha borrado con el codo lo hecho con la mano con la emisión de bonos por $1 500 millones, cuyo obligado destinatario sería el IESS. A fines de diciembre, este compró $700 millones de esos bonos del Estado, en subastas efectuadas en las bolsas de valores de Quito y Guayaquil. Resulta paradójico, de otro lado, que, mientras el IESS acude en auxilio del Gobierno para tapar el hueco fiscal, no se alcance a ver que se resuelvan los clamorosos déficits en los servicios de salud y otras prestaciones que se halla obligado a brindar a los afiliados antes de disponer de sus recursos para resolver problemas fiscales que no debieron generarse si hubiese habido un manejo más responsable del gasto por parte del Gobierno. Hoy, 11 feb. 2009, p. 1

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada