martes, 1 de mayo de 2012

TRES

El propio presidente Alan García, algo preocupado por la inflación, dio buenas noticias para los peruanos la semana pasada: "Súbitamente, por las condiciones internacionales y por la política de estabilidad que estamos planteando, pasamos a crecer 8 y 9 por ciento ". Las expectativas son más halagadoras que las reveladas por el Fondo Monetario Internacional en abril de este año, que aspiraba a un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 7 por ciento hasta finales de año. Si Perú, que aplica una política económica que combina la inversión en proyectos productivos y la apertura a los capitales foráneos logra buen desempeño, ¿por qué no Colombia, que una vez controlado a los grupos irregulares le apunta a una apertura comercial y a un fomento de la inversión. Y de ello, el decano de Economía de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo, Carlos Morlás, tiene una sana envidia. "Es lamentable que con tantos ingresos fiscales, la mayoría derivados del alto precio del petróleo, Ecuador no pueda crecer a un ritmo mayor", señala. El Fondo Monetario Internacional (FMI) proyecta un crecimiento del PIB del 4,8 por ciento para Colombia, 4,5 por ciento para Chile y 2,9 por ciento Ecuador, algo similar a lo que dice la Comisión Económica para América Latina (CEPAL). Morlás cree que las recetas que están aplicando Perú,Chile y Colombia harán que tengan crecimientos espectaculares, que dejarán a Ecuador aún más rezagado, salvo que el Gobierno "comience a fomentar a las empresas y a crear un entorno favorable para la inversión". Expreso,13 ago. 2008, p. 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada