jueves, 31 de mayo de 2012

EE.UU., CULPABLE DE SUS PROPIOS EXCESOS

En un intento por salvar los codiciosos excesos de los inversionistas, que provocó una burbuja de su mercado inmobiliario, y tiene en zozobra a los miles de dueños de casas,Bush lanzó una masa billonaria de recursos a su mercado; pero a cambio complicó la inflación mundial. Sin olvidar el estancamiento de su propia economía, gran parte de la cual fue desacelerada por el gasto inescrupuloso en la Guerra con Irak. La última medida estadounidense ha sido pedir salvar a su industria financiera. Una terapia que le costaría 700.000 millones de dólares. Por ello, el gobierno de Bush ha solicitado a su Congreso que apruebe la medida, "de lo contrario la economía estaría en riesgo", sostuvo Henry Paulson, secretario del Tesoro americano."Recuerden que vivimos en un sistema mundial", enfatizó. Mientras Paulson recuerda que el mundo está globalizado y que, cualquier cosa en el centro económico, sucumbe la vida financiera de las naciones, Rafael Correa,presidente de Ecuador, durante su última cadena sabatina dijo: "A mí que me importa lo que sucede en Estados Unidos... Hay que ver si nos afecta o no". Expreso, 22 sep. 2008, p. 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada