jueves, 31 de mayo de 2012

CRISIS FINANCIERA / Spurrier, Walter

Las autoridades de los Estados Unidos reaccionaron en forma masiva con el salvataje de dos gigantescas entidades hipotecarias, la más importante aseguradora, y se han comprometido, como solución sistémica a la compra de la cartera hipotecaria aproblemada de la banca. Estiman que sin salvataje, habría una crisis financiera generalizada de drásticas consecuencias. Los críticos consideran que el remedio es peor que la enfermedad. Que el salvataje traerá cola. Volvamos al Ecuador. El proyecto de nueva Constitución (en art. 308) contempla que "la regulación y el control del sector financiero privado no trasladarán la responsabilidad de la solvencia bancaria ni supondrán garantía alguna del Estado". Es lo ortodoxo. Pero no parece prudente desechar a priori a nivel constitucional una herramienta de política bancaria que en determinadas circunstancias pudiese considerarse la opción menos mala. Ojalá el Gobierno no tenga que arrepentirse de haberse puesto esta camisa de fuerza. El Comercio, 23 sep. 2008, p. 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada