sábado, 11 de agosto de 2012

SÍNTOMAS NEGATIVOS EN LA ECONOMÍA

Si a alguien debe agradecer el presidente de la República Rafael Correa, es a Carlos Marx Carrasco. El hombre duro del Servicio de Rentas Internas es quien le ha permitido aliviar la caja fiscal, cuyo déficit se agrava por la coyuntural caída del precio del petróleo. El valor del crudo ecuatoriano perdió alrededor de 13 dólares los primeros días de mayo. El Gobierno no ha sido claro sobre cuánto exactamente necesita para financiar el faltante. La ex ministra María Elsa Viteri, dijo que eran unos $ 3.000 millones, antes de la caída del oro negro. Las cifras del Banco Central suponían, a diciembre del año pasado, $ 2.635 millones. Rentas aportó a la caja en el primer trimestre con $ 435 millones, producto de un crecimiento del 28,5 por ciento en las recaudaciones tributarias. Pero eso no basta: la producción de crudo en los dos primeros meses del año bajó en 2 millones de barriles, que restaron $ 140 millones en ingresos; el índice de actividad económica coyuntural cayó 10,6 por ciento en febrero; el desempleo subió al 9,1 por ciento a marzo y hasta ahora el régimen no encuentra quién le financie el aumento del gasto. Hay otros factores que inciden. El consumo de los hogares terminó el 2009 con un decrecimiento del 1 por ciento, lo que supone, junto con la rebaja de la inflación al 0,52 por ciento en abril (respecto al mismo mes de 2009), que el consumo de la población no será un factor determinante para el crecimiento. El presidente ha dicho que el gasto público evitó una contracción mayor durante la crisis financiera 2008-2009. Ese nivel de gasto no será igual en el 2010. Expreso, 10 mayo. 2010, p. 5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada