viernes, 8 de marzo de 2013

GRECIA AUN NO EVITA UNA QUIEBRA

El primer ministro Lucas Papademos trataba ayer de alcanzar un acuerdo para salvar a Grecia de la quiebra, bajo la doble presión de la Unión Europea (UE), que advirtió que la negociación ya está "fuera de plazos", y de los sindicatos, que convocaron a un paro general. Anoche, mientras una primera manifestación de la oposición desfilaba por las calles de Atenas contra las reformas, Papademos se reunió con la troika de acreedores institucionales del país: UE, Banco Central Europeo y FMI. La canciller Ángela Merkel, en Alemania, pidió a Grecia definir si acepta las condiciones para el nuevo plan de rescate. La esperanza de concluir ayer un acuerdo político en la alianza gubernamental, formada por el Partido Socialista, de Giorgos Papandreu, el conservador, de Antonis Samaras, y la extrema derecha, de Giorgos Karatzaferis, sobre las medidas a aplicar se fue por la borda. La reunión se aplazó para hoy, según una fuente estatal. Desde hace meses, el Gobierno griego batalla con sus acreedores privados para obtener una quita de 100 000 millones de los 350 000 millones de euros de deuda pública y con sus acreedores públicos para la materialización de un segundo plan de rescate de 130 000 millones. El Comercio, 7 feb. 2012, p. 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada