domingo, 24 de marzo de 2013

LA SALIDA EUROPEA A LA CRISIS / Cueva, Simón

La crisis ha forzado a Europa a buscar ponerse de acuerdo-aunque sea difícil ya que cada país tiene su propia dinámica política y electoral-en los parámetros básicos de lo que debería ser una salida creíble, que incluyen cuatro grandes temas. Primero, respaldar financieramente a los países con dificultades. Segundo, asegurar una mayor unidad política y un control común sobre temas bancarios (regulación bancaria, seguro de depósitos, manejo de bancos con problemas) y fiscales (presupuestos nacionales y deuda pública). La idea es evitar que se vuelvan a producir situaciones muy laxas, que sean el germen de crisis futuras. Tercero, ponerse de acuerdo en políticas comunes para fortalecer la competitividad de la zona europea, un problema que toma tiempo para resolver pero que afecta a varios países, que por lo demás no pueden devaluar al tener una moneda única. Cuarto, lograr que los ciudadanos europeos compren el plan, lo que implica mayor democracia y rendición de cuentas. Ninguna salida será fácil ni rápida. Lo complejo será que los tiempos políticos-ponerse de acuerdo en un plan aceptable para todos-no necesariamente coinciden con los tiempos económicos, para evitar que los mercados generen mayores movimientos de pánico. La supervivencia del Euro depende de la capacidad de los líderes europeos en hacerlos coincidir. Hoy, 20 julio 2012, p. 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada